¿Por qué registrarte?

#OSTEOPOROSIS #PREVENCIÓNFRACTURAS

La importancia de la vitamina D en la práctica clínica diaria

Especialistas españoles publican un artículo de actualización sobre el déficit de vitamina D con aspectos para la sospecha y pautas de tratamiento

La importancia de la vitamina D en la práctica clínica diaria
Guárdala

Comparte.

Actualmente, entre un 35% y un 70% de la población europea presenta niveles insuficientes de vitamina D, y se trata de una situación que afecta más a los ancianos. En España, y a pesar de ser un país con muchas horas de sol al año, se registran niveles similares.

Así lo indican investigadores españoles en un artículo de actualización publicado en la revista Medicina de Familia. SEMERGEN. En dicho trabajo, los autores realizan un repaso de la importancia de la vitamina D en diversos aspectos de la práctica clínica.

La vitamina D es esencial en la regulación del metabolismo del calcio y del fósforo, de modo que un déficit patológico se relaciona directamente con el raquitismo, la osteomalacia y la osteoporosis. Sin embargo, los autores apuntan que los niveles bajos de dicha vitamina también se han asociado con enfermedades cardiovasculares, diabetes, diversos tipos de cáncer y enfermedad inflamatoria intestinal, entre otras patologías.

Valores de 25-hidroxicolecalciferol inferiores a 20 ng/ml se consideran inadecuados

El trabajo repasa los tres mecanismos de obtención de vitamina D en el cuerpo humano, siendo la absorción de la radiación solar a través de la piel la forma más eficiente, puesto que proporciona entre el 80% y el 90% de la cantidad necesaria. La dieta, sobre todo a través de grasas procedentes de pescado azul, lácteos y huevos, también es una fuente de vitamina D.

En caso de déficits patológicos, los autores apuntan que se puede recurrir a la suplementación farmacológica y ofrecen unas pautas de tratamiento en función de los niveles detectados de 25-hidroxicolecalciferol. Valores por debajo de los 20 ng/ml de dicha prohormona se consideran inadecuados.

Por ejemplo, en el caso de la osteoporosis, la recomendación consiste en suplementar vitamina D (800 UI/día) junto con calcio (1.000-1.200 mg). Además de los pacientes con osteoporosis, los autores enumeran otros tipos de pacientes entre los que también cabría sospechar déficits de vitamina D, como aquellos en tratamiento activo con corticoides, los enfermos renales crónicos y los que sufren enfermedad inflamatoria intestinal, entre otros.

Referencia
Aguilar Shea AL, Muñoz Moreno-Arrones O, Palacios Martínez D, et al. Vitamina D para la práctica diaria. Medicina de Familia. Semergen. 2020. doi: 10.1016/j.semerg.2020.02.008

COMPARTE LA NOTICIA: Guárdala
Acceso a todos los contenidos. Formaciones acreditadas. Consulta y descarga de publicaciones médicas
¿Por qué registrarte?

Accede

Entra en tu cuenta personal de La RED para ver tus documentos guardados y poder leer todos los contenidos.


Close

Regístrate ahora

para que siempre recordemos tus preferencias y accede además a todos los contenidos, incluidos artículos científicos y formaciones científicas.

¿Por qué registrarte?
Close

Restaurar contraseña

Introduce el e-mail con el que te registraste y recibirás instrucciones para recuperar tu contraseña.

Close

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.